×
Identificación de usuario
Campo obligatorio
Campo obligatorio

Granada, la ciudad de las cuatro emociones: la primera es la emoción histórica, que imprimen a Granada los diferentes y numerosos episodios trascendentales para la historia del mundo, de los que ha sido protagonista; la emoción artística es la segunda, como corresponde a una joya valiosísima del arte islámico y el barroco cristiano, con la alhambra, monumento universal, encabezando un riquísimo patrimonio cultural; la tercera emoción es paisajística, por estar la ciudad enclavada en uno de los lugares más bellos de la Europa meridional, rodeada muchos meses del año por las nieves cercanas de Sierra Nevada; por último, la cuarta emoción es la emoción humana, que trasmiten al visitante las dotes naturales de hospitalidad del pueblo granadino

Se comprende que esta ciudad tenga enamorados por todo el mundo. Nadie que la visitó alguna vez pudo olvidarla. Por eso, decía el escritor francésChateaubriand: “Granada es la novia de cristal de nuestros sueños. Todo el que la vé acaricia la ilusión de volver a visitarla”. Con toda seguridad que ustedes comparten su opinión.

En This is:..., mediante nuestra Audio Guía, nos hemos propuesto acompañarle y llevarle a todos los rincones que merecen ser visitados en esta ciudad, contándole de manera amena la historia y leyendas que le descubrirán una ciudad cautivadora.El último sueño de una civilización que ya no sueña, está en Granada. Venga a descubrirlo.

Breve reseña histórica

(Fragmento de la introducción del contenido del Audiorouter, obra de Don Juan Bustos Rodríguez)

Esta es Granada, centro de la Andalucía Alta y Oriental, capital del antiguo Reino de Granada y de la provincia de su nombre; con Sede Arzobispal desde 1492; con una concurrida y prestigiosa Universidad, fundada por el Emperador Carlos V; con Real Chancillería, asentada por los Reyes Católicos; con el palacio musulmán mejor conservado del mundo antiguo; con espléndidos monumentos barrocos, renacentistas y neoclásicos; con sus perfiles exóticos, sus vistas luminosas y sus contrastes abundantes y seductores, Granada es una ciudad distinta a todas, con un ambiente cargado de sugestiones estéticas, que resulta fascinante y cautivador.

Sus orígenes son oscuros, aunque se han encontrado restos arqueológicos que acreditan su primera filiación en los lejanos tiempos del período neolítico. Por entonces, los pueblos túrdulos – los más civilizados de la época, no está de más recordarlo fundaron la ciudad que llamaron “Iliverir”. Posteriormente, los romanos, que le dieron por nombre “Iliberis”, le concedieron el rango de ciudad.

La Granada de los siglos bárbaros, con los vándalos como pueblo ocupante, ya fue una Granada cristiana, cuyos obispos participaron en diversos Concilios españoles. Pero, a la postre, serían los árabes los que engrandecerían y embellecerían Granada –“Garnatta”, en su lengua-, convirtiéndola, primero, en una de las ciudades más importantes del Califato de Córdoba y, después, en la capital del que sería el último Reino islámico de la Península Ibérica y de Europa: el reino musulmán de Granada.

Cuando desapareció, en 1492, tomada la ciudad por las tropas victoriosas de los Reyes Católicos, se extinguió para siempre una cultura admirable que, entre otras maravillas, había creado el prodigio de los palacios árabes de la Alhambra, hechos de aire, luz, yeso y agua, cuatro elementos que dan forma y mágico atractivo a uno de los monumentos más visitados, más alabados y más llenos de historia de toda España.

Claro que los 500 años que han transcurrido desde entonces, con la ciudad en poder de los cristianos, también han contribuido al enriquecimiento de su patrimonio artístico, con edificios tan admirables como la Catedral y su Capilla Real – donde reposan los restos de los Reyes Católicos,- los monasterios de San Jerónimo y de la Cartuja, el palacio de la Real Chancillería, el Hospital Real y otros templos y conventos, de piedras venerables hoy ya varias veces centenarias.

Si Granada tiene una deuda de gratitud con alguien es con los viajeros de la época romántica, los viajeros que llegaron a ella desde finales del siglo XVIII hasta bien avanzado el siglo XIX y, de vuelta a sus países, refirieron en pinturas, libros y grabados, las mil maravillas de esta ciudad exótica que, en el Sur de España, conservaba aun intacto el encanto de su ya lejano pasado arábigo. Nobles, diplomáticos, escritores, músicos, artistas, afluyeron a la ciudad de la Alhambra a la búsqueda siempre de sus perfiles históricos, de sus monumentos escondidos, de sus esplendores artísticos.

Granada les atraía como un imán de fuerza irresistible. Era la única ciudad de Occidente que había tenido el privilegio de ser tocada en el momento oportuno por la varita de virtudes del Oriente mágico. Por ello, en esta ciudad, como en ninguna otra de Europa, se confirma, si hiciera falta, que la civilización, como la luz, viaja de Oriente a Occidente.

A tono con la grandeza del pasado de Granada está la extensa relación de sus hijos más ilustres que, si en su etapa musulmana, abundó en científicos, literatos y políticos de gran resonancia, ya en los siglos cristianos deparó a nuestra historia personajes de tanto relieve, como los teólogos Padre Suárez y fray luis de Granada; guerreros como Gonzalo Ximénez de Quesada, fundador del reino de Nueva Granada, en la América recién descubierta, y Alvaro de Bazán, uno de los marinos más prestigiosos de la España de Felipe II; artistas como Alonso Cano, Pedro de Mena y josé de Mora; mujeres notables como la infortunada Mariana Pineda, la “heroína de la libertad”, sacrificada en la España de FernandoVII, y la emperatriz Eugenia de Montijo, sugestiva figura de la Europa del siglo XIX; escritores como Angel Ganivet, Martínez de la Rosa o el malogrado Federico García Lorca...

Consejos para el viajero

Transporte: la mejor manera para conocer Granada es andando, aunque hay lugares a los que se debe desplazar entransporte. El Autobús Turístico es una buena opción para conocer los principales lugares de la ciudad, con dos itinerarios y numerosas paradas. Los tickets se compran directamente en los autobuses, pudiendo usarlo durante un día completo por el mismo precio. Los autobuses urbanos funcionan razonablemente bien, se reconocen por ser de color rojo, y en los que el billete se compra al conductor individualmente o en cualquier estanco para 10 trayectos. Los Taxis no son caros si se comparan con otras ciudades europeas. Al arrancar se inicia el contador del taxímetro, donde podemos ver el importe del recorrido en todo momento. Alquiler de vehiculos, hay diversos establecimientos dedicados a ello y se recomienda para desde Granada visitar toda la provincia con sus diferentes comarcas.

Propinas: no hay una regla fija para las propinas, por lo que el importe depende del trato recibido y el precio de lo consumido o recibido. A modo de ejemplo, por un menú de 15 € se puede dejar 1 €.

Clima: las mayores temperaturas se alcanzan en Julio y Agosto, que contrastan con los fríos inviernos que nos traen las nieves cercanas de Sierra Nevada a la vez que nos dejan bellos paisajes para deleitar. Es una buena época la de la primavera con temperaturas suaves y agradable sol para disfrutar.

Seguridad: Granada es una ciudad, tranquila y segura, no obstante como en toda ciudad en este siglo XXI siempre es recomendable tomar algunas precauciones como vigilar sus pertenencias en todo momento sin hacer ostentación de llevar aparatos modernos y caros como cámaras de fotos, etc., así como grandes cantidades de dinero. En el hotel donde se aloje le podrán hacer recomendaciones sobre las medidas de seguridad que deba tomar, y cuando vuelva a su país, a buen seguro habrá disfrutado de una feliz estancia sin ningún tipo de incidencias. Si usted ha llegado a nuestra ciudad en coche le recomendamos haga uso de los aparcamientos públicos.

Entretenimiento: En Granada hay muchos lugares donde pasarlo bien. Como ciudad de gran actividad cultural y apoyada por la propia actividad universitaria, dan a Granada los elementos necesarios para tener un amplio abanico de posibilidades para disfrutar en esta ciudad. Destacar la amplia oferta gastronómica en los diferentes restaurantes de toda la ciudad, especialmente en el Centro Histórico. No olvidemos la cultura del Tapeo, teniendo en cuenta que es uno de los pocos lugares del mundo donde nos ofrecen una Tapa de forma Gratuita con nuestra bebida. Hay zonas como Plaza de Toros, Realejo, Plaza Nueva … que merecen ser visitadas tanto de día como de noche para comprobar esta antigua tradición. De noche podemos encontrar multitud de lugares donde tomar una copa y disfrutar del ambiente único que da a esta ciudad la mezcla de juventud, culturas y aficiones que solo en Granada se dan de esta particular forma, podrán encontrar el establecimiento adecuado a su gusto y con buen ambiente cualquier día de la semana.”

Recuerdos de Granada: Pero con todo este repertorio de diversiones y de placeres de la vista, el oído y el paladar, no debemos olvidarnos de las personas queridas, que no han podido venir con nosotros a disfrutar de Granada. Así que debemos pensar en llevarles algún regalo y también llevarnos un recuerdo para nosotros mismos.

Por el centro del casco antiguo, encontraremos infinidad de tiendas en las que comprar algo más que un llavero de “souvenir”. En nuestros puntos de entrega This is:..., podrá aprovecha para hacer estas compras a buen precio y así, llevarse de Granada con lo vivido y lo visto, un recuerdo maravilloso para toda la vida.